A diferencia del resto de los animales
El hombre aprendió a disfrutar del sexo
no solo con la intención de reproducirse
sino tambien por puro placer

A lo largo de los siglos, ese deseo se ha refinado
hasta el punto de que se podría decir
que sin sexo, no podriamos vivir
Aqui encontraras todo lo que puedes ser
todo lo que eres, aunque aun no lo sepas
y te convenceras que el sexo, forma parte de ti

jueves, junio 05, 2008

Un sueño estilo thai

Estabas tumbada en un colchon de playa, de esos hinchables que se pueden poner en la piscina mientras tomas el sol., pero estabas en la terraza, desnuda, somnolienta dejandote acariciar por el sol.
Me detuve a contemplarte, quitanome las gafas de sol, podia ver tus senos, moviendose ligeramente cada vez que respirabas, y la curva de tu vientre, el ombligo, y tus piernas, que me llevaban a tu sexo.

Mirarte siempre ha sio un placer, tus cabellos desparramados en el colchon, pequeñas gotas de sudor repartias por tu piel, me acerco despacio, sin dejar de observarte

Siempre habia querido sorprenderte, por una vez, dedicandome exclusivamente a tu placer, festejarte y darte algo que tu, en tu generosidad, siempre me dabas a mi, y me pareció el mejor momento para hacerlo.

Así que me desnudé y busqué el bote de aceite grande con esencia de limon, y me embadurne completamente al salir a la terraza, mientras tu te mantenias, relajada y ausente bajo la mirada del sol, camine sin hacer ruido hasta acercarme, me coloque sobre ti, y sin decir palabra voltee el bote de aceite dejando caer el liquido sobre tu piel, un respingo de sorpresa, tus ojos abriendose y mirandome, y la sonrisa apareciendo en tu rostro, todo enun instante...sisee...no digas nada, solo siente...y con una caida de ojos volviste a relajarte, mientras el aceite se derramaba generosamente por todo tu cuerpo, torax, brazos, abdomen y piernas, acumulandose en los canales del colchon de plastico.

Dejando el bote a un lado, me coloque sentado sobre ti, y mis manos empezaron a esparcir el aceite por todas partes, tu cuello, tus pechos, cuyos pezones erectos me mostraban como empezabas a sentir, tus brazos, tus costados, vientre y piernas, toda tu piel brillaba, chorreando de aceite igual que mi propio cuerpo, a partir de entonces me tumbe sobre ti, frotando mi pecho contra el tuyo, mis piernas contra las tuyas, deslizandome sobre ti, sentias mi miembro erecto, golpeando contra tus labios vaginales, y no dejaba de frotarme, a un lao, al otro, y tus gemidos, primero timidos, luego mas salvajes, se iban dejando sentir.

Con las manos acariciaba tus brazos, tus piernas, incluyendo tu sexo, me gire poniendome con mi sexo sobre tu cara, frotandolo contra ti, y tu boca se abria golosa, sin pillarlo, mientras mis manos por tus piernas, por tus muslos, le movian exploradoras, me volvi a deslizar apretandme contra tu cuerpo, llegando hasta tus pies, y me volvi a girar, mis piernas se colaron bajo las tuyas, me embadurne aunmas, pecho, vientre, sexo y piernas y me deslize bajo ti, levantandote sobre mi cuerpo, ahora eras tu la que te deslizabas por los aceites que nos cubrian, mi boca llego a tu sexo, mordisquando tu clitoris, y sentias mi polla en tu espalda palpitando como loca, no parabas de gemir, pero eso no era todo, moviendome bajo ti, volviendo a ponerme encima, unos minutos mas de frotamiento corporal, te llevaron casi al extasis y abriendo tus ojos ansiosa, me miras suplicante, no me tortures mas, metemela toda...

Sonreí, mientras mi mano, apoyada en tu clitoris, se movia tanlentamente, que te enervaba, pero lo que querias ya estaba ahí, te penetré lentamente, tan empapados estabamos ambos, que entraba sola, sin esfuerzo, tus jugos me bañbavan, tu olor me excitaba tanto que te incorpor, para que me sintieras muy dentro, acompañando mis movimientos, te corriste casi al instante, en una serie de orgasmos cortos, pero tan intensos, que me encanta sentir...pero faltaba algo, y te incorporaste, musitando, ahora me toca a mi.

Y tu boca y tus manos se apoeraron de mi falo, para acariciarlo y lamerlo, tenias sed, tenias hambre, querias tu alimento, y lo buscabas con ganas, con cierto ificultad, por lo resbaloso de las pieles, manos y polla incluidos, agitabas y lamias al mismo tiempo, para al final recibir en tu boca glotonamente, todo el licor derramado, solamente para ti..y tras separarte al cabo de un rato, mientras relamias tus labios, sonreias, bromeando, hoy es mi cumple?

miércoles, marzo 26, 2008

El poder del deseo

Puede que lo que cuente, se pase de lo habitual, pero aunque a algun@s sorprenda, ocurrió en la realidad, por encima de tabúes, de lo que los demás piensen, incluso de lo mas comun, en ocasiones el deseo...nos hace cometer locuras.

Habia estado toda la tarde, mensajeandome con ella, no sabiamos nada el uno del otro, pero no habia hecho falta, ni fotos, ni vernos las caras, solamente palabras, incendiarias, eso si.
Pusimos las camaras, con el tácito acuerdo de que no se nos viera la cara, y a pesar de la curiosidad que a todo mortal, hombre o mujer, no importa el genero, nos pudiera invadir, ni ella ni yo enseñamos nuestros rostros.

Las palabras, los mensajes decididamente picaros y llenos de sensualidad, habian surtido su efecto en su cuerpo y en el mio, el de ella, se mostraba en toda su voluptuosidad, segura de lo que en mi generaba, y de lo que su cuerpo irradiaba, se acariciaba los pechos, y pellizcaba sus pezones, incluso en algun momento, levantaba una teta y la lamia con su lengua, para volver a seguir con sus caricias.

Al poco se levantó, desnudandose del todo, levanto una pierna sobre la silla en la que se habia sentado, para mover la camara lo justo, para mostrarme su sexo, depilado, con los labios hinchados que sonreian para mi, y vi sus uñas, sus dedos, separandolos para mostrar el clitoris escondido, reluciente de los flujos que lo bañaban hasta ese momento, los dedos sabios, lo redeaban y lo apretaba entre sus dedos, podia ver la vagina, mostrando su oscuro secreto..palpitando, y contrayendose ante mi.

Los dedos se deslizaban en tan lubricado recoveco, penetrando la vagina, desapareciendo ante mi, por los altavoces, escuchaba sus gemidos de placer, y como los dedos que la llenaban pasaban de dos a tre, mientras el pulgar como poseido, frotaba incansable su clitoris, cada vez mas erguido.

Ella queria verme a mi, aunque noera algo nuevo, pocas veces me ha masturbado ante una cam, para que me viera una persona, pero no se lo podia negar, aquel coño engulliendo, de manera salvaje, todos sus dedos, me despertaba un deseo que no podia apagar de forma sencilla.
Me incorporé, para que viera, como mi polla totalmente erecta, y dura como una piedra, balanceaba en su pantalla, con todas las venas llenas de sangre recorriendola, y con el glande desnudo de la piel que lo cubria, una gotita se veia, saliendo muy lentamente, del ajugerito de la punta y senti como sacando los dedos de su sexo, los chupeteaba golosa, oia por el altavoz, como la boca sonaba con un sonido tan sexual, que mi mano empezo a moverse como loca, meneando mi miembro, sin poder parar.

Ella volvio a llevar su mano a se sexo, ahora se empeñaba en penetrarse totalmente, toda la mano metió y justo cuando lo hacia, un orgasmo la recorrió, sacudiendo y estremeciendo su femenino cuerpo haciendo que temblara, todo ante mis ojos, de su sexo, rezumando, gotitas de flujo rosado, que se desliazaban por su mano y sus muslos, y al retirar los dedos, pude antes que se sentara...ver como brillaba su sexo empapado, y me habia regalado unos gritos apasionados de placer orgasmal supremo.

Ella sentada y mi mano recorriendo mi polla, no pude evitar correrme, y tambien fue espectacular, el semen salio disparado, en varios chorros muy largos que dejaron la pantalla y el teclado, totalmente cubierto, y su mmmmmmm de apetito goloso, acompaño mi tembleque, para sin dejar de menearme, apurar hasta la ultima gota de la leche sexual, que ella queria probar.

Por dios...no puedo aguantar mas, te necesito aqui dentro, dentro de mi, ahora, me dijo tan deseosa, que mi boca contesto como por ensalmo a su deseo, dime donde vives, y voy ahora mismo, sin dudarlo ni un segundo

Ella escribio la direccion, calle de los tinos, nº 8 2ª piso, figueras, y su numero de telefono, avisa cuando llegues, mimarido esta durmiendo, y te abrire la puerta de la calle

ASenti, y apagando todo mi equipo, pase por el baño a lavarme, y acicalarme, antes de salir.

Arranque el coche, raudo y veloz, y entre en la autopista, apenas diez minutos mas tarde estaba ante la puerta, y mis dedos tecleando, sobre el movil un mensjae, estoy ante la puerta, abreme, por favor..

y todo mi cuerpo excitado, sin disimular lo mas minimo, el deseo que sentia, reaccioné al abrirse la puerta y entre..

Entré, decidido, y cerrá la puerta, era entrada la madrugada y no queria hacer ruido, al subir la escalera despacio, escuche una puerta que se cerraba y alguien que bajaba con más prisa que la que yo mostraba.

En solo un minuto, nos encontramos en el rellano del segundo piso, ni siquiera nos veiamos, en una oscuridad solo desvelada por la unica luz que mas arriba dejaba ver los escalones.

Las bocas se buscaron, comiendose enfebrecidas, las manos exploraban los cuerpos que se apretaban, el deseo era tanto, que ambos estabamos tan calientes, que podria haberse chamuscado cualquiera que pasara a nuestro lado.

Ella estaba empapada, su sexo era un manantial, mis manos entre sus piernas, bajo la bata que la cubria, se deslizaban, pellizcando su clitoris y penetrando su vagina, mientras ella separaba mas las piernas y empujaba su sexo con mas fuerza, la senti gozar y correrse, su primer orgasmo venia, y mis manos empapadas, recibieron una oleada, mientras su boca, mordia mi labio confuerza, casi hasta hacerme sangrar.

Sacudida por temblores que no podia evitar, se relajo y se arrodillo, sacando mi totem de su cobijo, levantandose desafiante ante una cara ue no podia ver, su mano lo recorria, apretandolo lasciva, paseando su lengua desde mis testiculos hasta la punta
para acto seguido, ponerse a succionar, toda metida en su boca, sentia su campanilla, chocando contra mi glande, y agarrando sus cabellos jalando de ellos hacia atras, penetraba su boca con saña, era un dia salvaje, no podia evitar comportarme asi, pero ella lo deseaba, y se negaba a sltar de su boca, la presa que la llenaba, mi deseo era tan fuerte, que tampoco podia negarme, ante la succion de aquella boca bañada de saliva, lo que ella pretendia, y mi orgasmo vino presto, no se hizo esperar nada, derrame mi leche en su boca, y ella la recogio y bebio golosa, sin dejar perder ni una gota, y sin dejar de mamar.

Al correrme me habia puesto de puntillas, y mi cabeza se echo hacia atras, que gusto sentia en aquel instante, como me gustaba sentir, aquella boca en mi polla, que seguia succionando, buscando mantener mi ereccion aun despues de la corrida, y vaya si lo consiguió..hasta que su propio deseo, que no tarde en comprobar la hizo levantarse y besarme de nuevo, con mordiscos de vampira, clavando sus uñas en mi cuerpo, y su sexo contra mi pierna,, ella se frotaba, me mojaba el pantalon y sentia la humedad mientras se frotaba contra el muslo, adelante y atras, como poseida, y mis manos en sus tetas, apretandolas con fuerza, pellizcando sus pezones, ya no sabiamos nada, ni de donde ni como estaba pasando, pero no lograbamos parar, ella se separo, solo veia su silueta y se dio la vuelta deando caer la bata al suelo, desnuda en la escalera, se apoyo contra los escalones, ofreciendome su trasero, que se dibujaba en la oscuridad, qu era cada vez menos, puesto que nuestros ojos, se habian ido habituando ya.

Ella estaba impaciente, y yo seguia erecto, me acerque con mi polla, preparado para clavarla en su sexo, al sentirlo ella me dijo, estoy con la regla querido, te molestara?
pero jamas me molestó, eso, ahora entendia aquella humedad tan intensa, y mi totem se clavo en su sexo, de una estocada sin mas
MIs manos agarraron sus nalgas,ella empezo a gemir con fuerza, mientras la penetraba una vez, y otra, y otra mas, pero ella me insistia, con una mano abria su ano, y lo penetraba con un dedo, metemela en mi culo, quiero sentirte dentro, quiero que me encules ahora cabrón..

Como iba yo a negarme, ante tal suplica desesperada, deje caer algo de saliva sobre su agujerito trasero, y sacando mi espada de su alojamiento, con mis manos y mis dedos lubrique aquel pequeño espacio y lo dilate, mientras notaba como ella aun asi, inclinada hacia delante, frotaba su clitors y mis huevos, pero no espere mas, aprete mi glande entero, penetrandola despacio, notando como se apretaba, su carne contra mi carne, hasta que ya no pude entrar mas, un largo ulular apagado, se escapo de su garganta, y entonces volvio a apoyarse contra los escalones, mientras yo empezaba mis embestidas de nuevo, entrando y saliendo del mas masajeante rincon de su cuerpo, palpitaba de deseo y eso la volvia loca, pero queria mas, mucho mucho mas, no podia parar de moverse, ni yo tampoco lo hacia, empujando, apretando, carne contra carne, era tan bueno, que eltiempo parecia detenerse, que no habia nada mas en el mundo, y entonces finalmente...su orgasmo y el mio, al unisono, ella no pudo evitar gritar, en un enorme alarido que resono en la escalera, y que a los dos segundos, justo el tiempo en que mi semen salia, la separo de mi para girarse contra mi y recibir todo mi licor en su cuerpo, en su cara, en sus pechos, en su vientre...y susurrarme, debo irme, habre despertado a todos y nos van a encontrar...
Rapidamente irguiendose dejo en mis labios con sus dedos una caricia suave...colocandose la bata ientras subia y mientras tanto yo me acicalaba para salir a la calle, justo al abrir la puerta, otras varias de los pisos escuche, cerre con cuidado y sali, subiendo a mi coche, al encenderse la luz me vi, con sonrisa de placer, sucio de flujo, semen y sangre, pero satisfecho

jueves, marzo 20, 2008

Un encuentro furtivo

Paseaba por entre las lápidas, habia ido a dar un ultimo saludo, a un buen amigo, fallecido recientemente, y mientras su mente paseaba por lo que era esa transicion nunca conocida entre la vida y la muerte, reflexionaba sobre el mismo, y su circunstancia, enfermo de cancer primero, y cuando pensaba que estaba curado, la leucemia le sorprendio de nuevo, asi entristecido, se paseaba despacio, bajo los arboles del camposanto cuando un sollozo quedo le hizo detenerse.

Unos metros a la derecha, una mujer, con una flor en la mano, gimoteaba nerviosa, para finalmente estallar en llanto, mientras depositaba la flor, en un vacio frasco. El se acercó, no sabia exactamente porque, se acercó, y al hacerlo fue mas consciente del dolor, que en aquel momento, sacudia a la mujer.
Carraspeando, se disculpó, para no asustarla en ese momento, y ella se volvió, con los lagrimones de su rostro, resbalando por unas rosadas mejillas...y el la tomó por los brazos, en silencio, solo interrumpido para decir en un susurro..."pienso que necesita llorar sin avergonazarse", y esas palabras obraron el efecto, de que ella apoyara su cabeza, rompiendo a llorar durante un rato.

El simplemente aguantaba, oliendo el aroma de sus cabellos, acariciandolos suavemente y ese simple gesto, contribuyo a que ella se fuera calmando lentamente.
Al cabo de unos minutos, ella se separo ya mas recuperada, aunque con un ligero temblor, le miró, ruborizada, "por dios, le he ensuciado la camisa", y el miro efectivamente, el rimel negro y el carmin de sus labios mezclados con las lagrimas saldas, habian dibujado un cuadro abstracto en su inmaculada camisa, y el dijo qu eno importaba, habia sido por una buena causa, pero ella insistió, "he venido en bus, pero me gustaria agradecer si me devuelve a la ciudad, y le invito a un cafe, mientras intento arreglar el estropicio", no es necesario insistió el, la llevo pero no se preocupe, es solo una camisa, pero ella, mirandolo a los ojos, esta vez, ya mas repuesta, con una leve sonrisa, musito "insisto".

El asintió, separandose un poco mas, indicandole el camino hacia el aparcamiento, caminando juntos, pero en silencio, al llegar al coche el abrió la puerta, y ella se sentó, acomodando su corto vestido, mientras el cerraba la puerta con cuidado, y camino hasta sentarse al volante, mientras ella buscaba el cinturon de segurida, y lo tomaba para ajustarlo, el la quiso ayudar, rozandose levemente las manos, el tomo el metal, introduciendolo en su alojamiento y las miradas se cruzaron de nuevo, en un momento electrico, ella tiraba de su vestido para tapar algo mas sus bellas piernas, y el vio como no lo podia evitar.

Arrancó el coche, siempre en silencio, y la mujer se puso comoda en el asiento, habia un tramo largo de camino hasta la ciudad, por un terreno no muy bien pavimentado asi que el conducia despacio, para no alterar mas el estado, pero los baches que movian el coche, iban subiendo la falda excitando la vision de las piernas al hombre, mientras ella permanecia con los ojos cerrados. El alargo la mano hacia la falda, pretendia recolocarla en su sitio, pero en aquel momento un pequeño bache hizo entrar en contacto la mano con el muslo, y sin ser consciente de ello, una de las manos sujeto la del hombre, no para detenerlo, sino para llevarla mas arriba, el sorprendido, siguio la mano que lo conducia al sexo que cubierto por un tanga, le transmitia calor, y ella siempre con sus ojos cerrados, le soltó la mano, separando las piernas.

El hombre, rozaba aquel sexo, notaba la humedad que traspasaba la blonda, y apartando la tira estrecha, logro que sus dedos, rozaran los labios suaves y humedos, un gemido, se escapo de la garganta femenina, y los masculinos dedos se hicieron mas atrevidos, penetrando la vagina, que se abria como una flor. Con un ojo en el camino, y el otro en el sexo de la mujer, cada vez mas empapada, se entretuvo en acariciar, con la palma de la mano, el clitoris que asomaba, mientras dos dedos la penetraban y se la oia suspirar. En un recodo, en un espacio, detuvo el coche, sin dejar de acariciarla, y le solto el cinturon acercandose a su boca, besandola y recibiendo devuelto el beso...ella se abrió mas para el, sus dedos chapoteaban mientras ella ya gimiendo, alargaba su mano en busca del miembro, que como esperaba, estaba erecto y pugnaba por ser liberado...abrio los ojos, musitando, "vamos al asiento de atras". Y separandose del hombre, abrio la puerta saliendo y entrando en la de atras, el, que ya no podia mas, hizo lo mismo de inmediato, aunque aprovecho para descordar los botones del pantalon y sentandose beso nuevamente aquella boca, mientras ella exploradora, liberó aquella polla, que en aquel instante tanto ansiaba.

Besandose y explorandose ella se coloco entre sus piernas, acariciando aquel sexo, tan duro y tan brillante, las manos, los labios, besos, lo hacian que se moviera, bamboleandose presumido, ante su cara llena de deseo, y lo succiono llenando su boca, tragandolo hasta sus huevos, mientras una mano acariciaba el velludo torso y la otra, recorria el resto del cuerpo. El sonido de la mamada, llenaba el habitaculo, churrupeteos ansiosos, ella queria ordeñarlo y extraer ellicor mas masculino, cada vez con mas fuerza, chupaba sin detenerse y llegado el momento el hombre, casi gruñendo de placer, exploto en su boca, que recogio hasta la ultima gota, y ella se apresuro a beber, sin dejar nada, temblando ambos por el placer, mas no se detuvo, siguió, con fuerza y la polla seguia dura..tras unos pocos minutos, se incorporo quitandose el vestido, se sento sobre la verga, clavandola de un empujon en su vagina, asi totalmente empotrada, se movia en circulitos, mientras las manos del hombre, acariciaban sus pechos y sus pezones tambien duros.

Se comian las bocas con rabia, no tenian que aparentar nada, eran dos desconocidos, y el morbo desinhibido les hacia resoplar, una pelicula brillante cubria los cuerpos encelados, y los gemidos de ella, con los jadeos de el, eran un concierto singular en aquel atardecer.
Como animales follaron, el entraba duro en la vagina, ella la apretaba sin medida y cada vez mas deprisa, sus cuerpos se movieron, para al final estallar, ella en un estremecimiento que la dejo arqueada encima, el derrmando su semen en la mojadisima vagina, y se fundieronenun beso, dejando entrar la ternura, las respiraciones mutuas se acompasaron, y lo mismo las caricias, sin salir de su cobijo, se deslizaban los restos de flujos, semen y sudor, pero no eran conscientes, hasta que tras largos minutos, ella se separó..

"Madre mia, como lo hemos pusto todo, ahora deberemos lavar el traje completo" y se rió...el acompaño su argentina risa, con una carcajada franca, mientras ella se recomponia, y le miraba muy relajada, "llevame a mi casa ahora", arreglaremos esto mientras cenamos, te parece? y bajo para acabar de arreglarse, mientras el como podia, se volvia a vestir.

Subio al coche de nuevo, y volvio a conducir, "donde vamos", ella le mira tranquila, a tu casa, mejor, si no te importa, cerrare los ojos, para volver a sentir...y el coche se perdió, por la autopista
 
Copyright by El Tejado del Gato 2005-2006-2007-2008-2009